El trabajo del ABD se organiza en 10 Grupos de Trabajo temáticos divididos yen cinco ejes estratégicos que abordan los temas claves para el crecimiento económico y social de las Américas. En ellos analizan los desafíos y oportunidades tanto a nivel nacional como a nivel regional, y formulan recomendaciones de políticas públicas para promover el fortalecimiento del sector privado, la generación de empleo y el desarrollo económico y social en la región.

  • Fortalecimiento de la transparencia
    y la integridad

  • Digitalización del
    crecimiento

  • Comercio para
    el mañana

  • Energía para
    el desarrollo

  • Habilidades para
    el futuro

Fortalecimiento de la transparencia y la integridad

Cuando se prolifera, la corrupción erosiona la asignación eficiente del gasto público, alienta la evasión fiscal, genera costos adicionales en el financiamiento y las transacciones, desalienta la inversión productiva e impacta negativamente la competitividad y el crecimiento económico.

ABD está comprometido a apoyar a los gobiernos y al sector privado en sus acciones para promover la transparencia y la integridad, a contribuir a crear una mayor coherencia regulatoria para fortalecer las acciones para combatir la corrupción e impulsar el crecimiento económico de la región.

Estas recomendaciones no solo cumplen el objetivo de reducir la corrupción, sino que también contribuyen a que exista un contexto regulatorio que proteja tanto a las empresas como a los consumidores y, a la vez, fomente el crecimiento.


Digitalización del crecimiento

América Latina y el Caribe (ALC) es una de las regiones donde el uso de Internet ha tenido el crecimiento más rápido (en particular, por banda ancha móvil) de los últimos cinco años. Mientras que en el año 2000 menos del 5% de la población de ALC usaba Internet, para 2015 la mitad de la región ya estaba en línea. Este fenómeno presenta excelentes oportunidades de lograr la inclusión social y financiera, los servicios digitales y el crecimiento económico de manera innovadora.

La economía digital y el comercio electrónico también presentan oportunidades valiosas para las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyME) de la región, al abrir nuevos mercados a estas empresas, especialmente las proveedoras de servicios digitales y, a su vez, ofrecer oportunidades de crecimiento. El objetivo de estas recomendaciones es aumentar la competitividad de la región a través de la digitalización y fortalecer sus mercados financieros mediante la promoción de la transparencia.


Comercio para el mañana

Las mejoras en la eficiencia del comercio y la infraestructura (física y digital) representan oportunidades de crecimiento económico para las grandes empresas y las MiPyME. Por cada punto porcentual que se reduzcan los costos del comercio mundial, el ingreso global podría aumentar hasta unos US$40.000 millones.

ABD apoya una mayor eficiencia y modernización de la infraestructura con el fin de lograr mayores niveles de integración y crecimiento económico. A la vez, apunta a aumentar el comercio y las prácticas comerciales transparentes en la región. En conjunto, dichos objetivos tienen el propósito común de facilitar la prosperidad económica en ALC.


Energía para el desarrollo

Los abundantes recursos naturales de ALC (incluyendo los recursos renovables, como la energía eólica, hídrica y solar, así como los recursos no renovables, como minerales y petróleo) ofrecen un gran potencial para satisfacer de manera sostenible las necesidades globales de energía, de seguridad alimentaria y de la industria extractiva. ALC tiene la oportunidad de no solo desempeñar un papel de liderazgo en la resolución de estos desafíos globales sino también de obtener importantes ganancias económicas.

ABD busca proponer métodos para aprovechar de manera responsable y transparente todos los recursos de la región, desde sus tierras cultivables y sus minerales hasta sus recursos renovables, de manera tal de promover la integración y el crecimiento sostenible. El mejor aprovechamiento de estos recursos ayudará a la región a mejorar su seguridad, resiliencia, competitividad y crecimiento durante los próximos años.


Habilidades para el futuro

ALC invierte aproximadamente el 0,7% de su Producto Interno Bruto (PIB) en investigación y desarrollo (I&D), mientras que la inversión mundial promedio en este rubro es del 1,7%. En comparación, América del Norte y Europa Occidental invierten alrededor del 2,4% de su PIB en esta materia.

Para mantener una innovación sostenible en ALC, la región necesita una fuerza de trabajo calificada que cuente con las habilidades apropiadas para los empleos del futuro. ABD busca promover la innovación como estrategia a largo plazo al igual que el desarrollo de políticas que den soporte a la formación de la fuerza laboral, focalizadas en los conjuntos de habilidades necesarios para el mercado laboral del mañana.