El Diálogo Empresarial de las Américas fue creado después de la primera Cumbre Empresarial de las Américas (Cartagena, 2012), organizada en conjunto por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno de Colombia, para abrir un espacio de diálogo que fomente la colaboración público-privada y promueva el desarrollo en la región. Desde entonces, el BID ha liderado la organización de las Cumbres Empresariales de las Américas con el país anfitrión respectivo cada tres años.

En preparación a la II Cumbre Empresarial de las Américas en Panamá en 2015, el ABD reunió exitosamente al sector privado del hemisferio alrededor de un conjunto de recomendaciones presentadas a los Jefes de Estado y de Gobierno en su informe “Del Diálogo a la Acción: Recomendaciones de políticas y propuestas de alianzas público”.

El Diálogo alcanzó un nuevo hito en 2018 ya que presentó el informe “Acción para el Crecimiento: Recomendaciones de Políticas y Plan de Acción 2018-2021 para el crecimiento en las Américas” a los Jefes de Estado del hemisferio presentes en la III Cumbre Empresarial de las Américas y, por primera vez, durante VIII Cumbre de las Américas en Lima, fungiendo como el mecanismo de consulta del sector privado para el proceso de Cumbre de las Américas.